jueves, 25 de septiembre de 2014

CAPÍTULO 6 – “ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE: PARTE 2”



Previamente en Todo a su Tiempo.
Javier cuenta con el apoyo de Paola.

Paola abraza a Javier y posteriormente toman sus asientos para comenzar a charlar.
Paola: (Sonriendo) Javier, te invité porque quiero ayudarte.
Javier: (Sonriendo) Eres una gran amiga Paola 
Hubo jugadas sucias.

Pablo: (Enfadado) ¿Por qué no me dijiste que tenías una cita con Luis? ¿Qué tanto tienes que ver con él?
Bianca: (Molesta y soltándose de Pablo) ¡Eso, ¿a ti qué te importa imbécil?!
Secretos fueron revelados.
Pablo: ¿Entonces qué? ¿Me ayudarás con Javier?
Bianca: No sé, no me quiero meter en problemas, matar a alguien ya es algo muy grave.
Secretos, que comienzan a cobrar víctimas.
Pablo: (Volteándose mientras esboza una sonrisa de malicia) La cagaste, no debiste escuchar, no tienes ni idea de lo que soy capaz jovenazo.
---
Estando Pablo en el suelo y sentado en el mismo, con ambos pies, empuja con fuerza el estómago de Francisco, y éste choca con la ventana, ésta se rompe, y Francisco se va cayendo del segundo piso y…
 
CAPÍTULO 6 – “ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE: PARTE 2”
Fue un momento de dolor para varios.
Paramédicos se encuentran llegando al lugar donde cayó Francisco.
Momento de angustia.

A lo lejos se encuentran abrazadas Paola y Ofelia abrazadas, ésta última llorando desconsoladamente, esperando que su amigo sobreviva.
De sentir compasión.
Junto a Paola y Ofelia, se encuentra Javier observando tristemente lo sucedido.
Y éste es uno de los momentos,…
Los paramédicos preparan la camilla para llevarse a Francisco, él se encuentra adolorido y agonizando por las heridas provocadas por la caída, entonces, se queda mirando a sus amigos.
…en los que nos damos cuenta, quiénes son nuestros amigos.
Ofelia se va acercando al lugar donde está Francisco, pero un policía le impide el paso.
Policía: No puede pasar de aquí señorita.
Ofelia: (Llorando) Es mi amigo, por favor, déjeme verlo.
Policía: Ya le dije que no puede pasar, por favor, vaya hacia atrás.
Justo cuando ponen la camilla, Francisco comienza a agonizar cada vez más y más.
Ofelia: (Llorando desesperadamente) ¡Ayúdenlo, por favor!
Policía: ¡Hágase para atrás, nosotros nos encargamos de todo esto!
Francisco deja de agonizar, cierra lentamente los ojos, Ofelia se da cuenta de que un paramédico le toma el pulso, e inmediatamente observa el reloj. Ofelia comienza a llorar desesperadamente, Paola y Javier se acercan a ella y Paola la abraza.
Aunque desgraciadamente,…
Ofelia se suelta de Paola y se dirige hacia el lugar donde está Francisco.
…en algunos momentos, no alcanzamos a escuchar las últimas palabras,…
Ofelia se acerca a su amigo mientras lo cubrían con una sábana, entonces se recuesta ante él mientras llora un mar de lágrimas.
…de la persona que tanto estimamos. 
 
13 de octubre de 2014
Cuando llega el momento de nuestra partida.
Ofelia está en su casa, en su habitación mirándose al espejo de su casa, observando su vestido negro.
Todos nuestros sentidos desaparecen.
Al terminar de arreglarse, se dirige hacia el automóvil con sus padres para ir al funeral.
Emociones, sentimientos y deseos.
EXT. TEMPLO DEL SEÑOR DEL CALVARIO - DÍA

Cuando Ofelia y sus padres llegan a la Iglesia, se acercan Javier, Paola, Miguel, Luis, Héctor con la joven dolida por la muerte de su mejor amigo.
Pero, los recuerdos que nuestros seres queridos tienen de nosotros, permanecen.
Paola: (Con mirada triste) ¿Ya te encuentras más tranquila?
Luis: (Interrumpiendo a Paola) Si quieren, vamos a sentarnos, faltan cuarenta minutos todavía.
Paola: Tienes razón, vamos Ofelia.
Los cinco se dirigen hacia unas bancas, Paola toma del brazo a Ofelia.
Ofelia: (Soltando unas lágrimas y mirando a Paola) ¿Me preguntas que si estaba más tranquila? (Mirando a algunos), pues estoy más tranquila, pero el dolor no deja mi cuerpo. Pablo era como un hermano para mí, y hasta el final me lo demostró.
Héctor: (Con mirada triste) Si te sirve de consuelo, él ya se encuentra descansando en paz.
Miguel: Claro que sí, ahora ya no está sufriendo absolutamente nada. Aguantando los pedos olorosos de Luis.
Todos sueltan una leve risa, incluida Ofelia, pero Luis entrecierra los ojos.
Javier: A todos, Francisco nos ha demostrado muchas cosas, bueno, por mi parte hay muchas cosas que recuerdo de él.
Miguel: ¿Qué recuerdas?
Javier: Pues, cuando se enteraron ustedes de que yo tenía cáncer, él llegó a mi casa el siguiente fin de semana…
15 de septiembre del 2014
Tocan en el timbre de la casa de Javier, éste abre la puerta, y se da cuenta de que era Francisco.
Javier: (Sorprendido) ¡Francisco! Que sorpresa verte aquí
Francisco: Vine a invitarte a unas copas.
Javier: Pero yo no tomo alcohol, no me gusta.
Francisco: Bueno, vamos a festejar la revolución amigo.
Javier: (Confundido) Pero se festeja la Independencia de México
Francisco: Da igual, vayamos a festejar compa.
Javier: (Soltando una leve risa) Está bien, vamos.
Una hora después, están ambos en un bar, Francisco se encontraba tomando pero Javier no. Los dos se están riendo demasiado.
Francisco: Entonces, la mamá al encontrar el diario de la hija, vio que decía “Confieso que hoy perdí mi birginidad”, entonces, la madre bien indignada dice, “no lo puedo creer, tantos años de educación que le he dado, los valores que le inculcado, y para acabarla, la he llevado al mejor colegio, y todavía, esta estúpida me escribe virginidad con B de burro”.
Javier se ríe del chiste de Francisco, y después decide contar uno.
Javier: ¿Te cuento un chiste muy pequeño, pequeñito?
Francisco: Vale, cuéntamelo.
Javier: ¿Te cuento otro?
Francisco se ríe un poco, Javier comienza a reírse, después el primero toma un poco de cerveza, y después escupe la cerveza y comienza a soltar grandes carcajadas.
Javier: (Riéndose) ¿Ahora qué?
Francisco: (Riéndose) ¡No le había entendido al estúpido chiste! ¡Estoy bien imbécil!
Ambos paran de reírse, Francisco ya estaba algo alcoholizado.
Francisco: Bueno amigo, esto era para que te divirtieras un rato, porque la vida es corta, pero muy corta, así que a disfrutarla a lo grande.
Javier pone una mirada triste, ya que no sabía si iba sobrevivir al cáncer.
Francisco: Tranquilo viejo, a lo que me refiero, es que hay que disfrutar nuestra vida en esos pequeñas oportunidades que tenemos, porque no se vuelven a repetir jamás.
Javier: (Sonriendo) Tienes razón Pancho.
Francisco: (Entrecerrando los ojos) No me digas Pancho, así se le decían a mi tío.
Javier: (Confundido) ¿Y cuál es el problema?
Francisco: Pues él tenía muchos videojuegos.
Javier: (Más confundido) ¿Y eso qué?
Francisco: Pues no me los prestaba el ojete.
Javier suelta una leve risa, y ambos seguían platicando.
Presente
Ofelia: (Sonriendo y con lágrimas en la cara) Esa era su forma de ayudar, si no podía de cualquier manera, él hacía lo que sea por hacernos reír (comienza a llorar). Lo extraño tanto al maldito imbécil.
Javier: (Mientras le salen lágrimas) Perdón, no debí haberles contado eso.
Ofelia: (Sonriendo y mirando a Javier) No tienes que pedir perdón, sabes, eso me da mayor consuelo, sabiendo que vivió cada día de su vida.
Luis: Yo también recuerdo una cosa de él, de cuando Bianca se hizo la payasa conmigo.
26 de septiembre del 2014
Luis se encuentra detrás del edificio A sentado en una base de cemento, entonces se acerca Francisco.
Francisco: ¿Puedo sentarme?
Luis: De que puedes sentarte, puedes sentarte.
Francisco suelta una leve risa y se sienta a un lado de Luis.
Francisco: ¿Cuál es el animal que es dos veces animal?
Luis se siente confundido por la pregunta de Francisco, pero igual le contesta.
Luis: El gato, porque es gato y araña.
Francisco: (Con seriedad) No. Bianca, porque es zorra y cobra.
Luis suelta una gran carcajada, debido a la ironía porque detestaba a Bianca.
Luis: Pobres zorras y cobras, no hay que insultarlas.
Ambos se ríen, pero después Luis se pone pensativo.
Luis: Maldita vieja, me arruinó mis días.
Francisco: ¿A poco sangras allá abajo?
Luis entrecierra los ojos, pero regresa a su estado de ánimo anterior.
Luis: Rayos, no entiendo qué hice para merecer esto.
Francisco: Ya anímate Luis, no me gusta que mis amigos estén así, olvida lo que te hizo ella, al cabo un día se dará cuenta de que se perdió de muchas cosas grandiosas.
Luis: (Poniendo una mirada melancólica) Tienes razón, ese será como un castigo para ella. Por… cobra y zorra.
Francisco: (Soltando una risa) Recuerda no insultar a los animales.
Luis: (Poniendo su mirada pensativa) Pero, Bianca no cobra.
Francisco: Bueno no, y repito, no hay que comparar a los animales con semejante criatura.
Ambos se ríen, y siguen platicando.
Presente
Miguel: Si que era un loquillo, lamento nunca haber tenido una conversación con él.
Héctor: Yo igual lo lamento, pero sé que era un gran amigo, con él, pues jugaba a los videojuegos online, y admito que casi siempre me ganaba.
Todos se ríen ante el comentario de Héctor.
Ofelia: Gracias chicos, por todo esto. La verdad lo necesito.
Monaguillo: (Interrumpiendo a Ofelia y hablando por el micrófono) ¡En cinco minutos damos comienzo a la ceremonia en memoria de Francisco!
Paola: Vayamos Ofelia, y recuerda que ahora él está en un lugar mejor.
Ofelia le responde a Paola con una sonrisa, después cada uno se dirige a su lugar, y en su debido momento, comienza la ceremonia.
 
INT. CASA DE PABLO - DÍA
Mientras se celebraba la ceremonia en memoria de Francisco, Pablo se encontraba en su casa, sentado en un sofá, tomando tequila, entonces comienza a recordar aquel día.
9 de septiembre del 2014
Cuando Francisco ya había caído, Pablo se encontraba muy nervioso, ya que en el pasillo había cámara de seguridad, en ese momento llama a Martín.
Martín: (Con tono molesto) ¿Ahora qué pasa Pablo? Estoy muy ocupado.
Pablo: (Nervioso) Acabo de cometer una estupidez, una verdadera estupidez.
Martín: (Con tono de fastidio) Primero relájate que me desesperas, ¿qué demonios hiciste?
Pablo: (Más nervioso) Maté a Francisco, un amigo de Javier. Tienes que ayudarme, todavía estoy en el lugar donde cayó del segundo piso… No puedo salir porque hay cámaras de seguridad y tengo miedo de ir a la cárcel.
Martín se queda pensativo ante la revelación de Francisco, veinte minutos después, se encuentran en la caseta de vigilancia, Pablo y Martín, viendo como estaba el lugar donde cayó Pablo, lleno de paramédicos y alumnos viendo lo que sucedió.
Pablo: (Relajado) Gracias por librarme de esta.
Martín: No tienes que andar matando a cualquiera, ten cuidado.
Pablo: Ese tipo se enteró del plan, y tenía qué hacer algo.
Martín: (Sorprendiéndose) Entonces hiciste bien, no te preocupes, los vigilantes se encargarán de eliminar las pruebas. Si no fuera por ellos, nuestro plan se iría a la mierda.
Pablo: Para la otra tendré más cuidado y no hablaré con Bianca del tema.
Martín: (Muy sorprendido) ¿Ya le contaste a Bianca?
Pablo: Sí, pero se niega a participar en ello. Pero no se preocupe, ella callará el secreto, porque yo tengo uno muy bueno de ella.
Martín: Menos mal que ya la conoces, sino, yo ya hubiera terminado contigo.
Martín le lanza una mirada fulminante a Pablo, éste se queda un poco asustado.
Presente
Pablo se levanta del sofá, muy enfadado avienta la botella de tequila, y comienza a llorar de la desesperación.
 
INT. TEMPLO DEL SEÑOR DEL CALVARIO - DÍA

Mientras era la misa, llegan Mateo y Olivia, se sientan casi hasta atrás, pero segundos más tarde, llega Bianca y toma un asiento a un lado de Olivia, ésta última se sorprende. Luis se queda muy sorprendido por la presencia de su peor enemiga.
Luis: (En voz baja, y sorprendido) Javier, mira quién está junto a Ofelia.
Javier se fija y se sorprende al ver a Bianca. Al terminar la misa, Olivia se levanta de manera incómoda y se va a la salida, Mateo se sorprende y va hacia ella, ambos se salen.
Mateo: (Sorprendido) ¡Cariño! ¿Por qué te sales así de repente?
Olivia: (Algo molesta) No sabes cómo me molesta estar cerca de… Bianca.
Bianca sale de manera muy altanera y se acerca a Olivia. Al parecer, escuchó lo que Olivia había dicho de ella.
Bianca: (Cínica) ¿Por qué te caigo mal Olivia?
Olivia: (Muy molesta) ¿Acaso te tengo que responder?
Bianca: (Indignada) Pues si estás hablando a mis espaldas, me tienes que responder.
Olivia: (Muy furiosa) Mira que altanera me saliste.
Bianca se enfurece y le da una cachetada muy fuerte a Olivia, en eso llega Paola hacia a primera, del coraje, la toma del hombro y la voltea, entonces le da una cachetada mucho más fuerte que la que le dio a Olivia.
Paola: (Muy furiosa) ¡Eso es para que no te metas con mis amigos Bianca!
Luis: (Molesto) Sabes Bianca, ya me tienes harto con tus babosadas.
Bianca: (Sorprendida y furiosa) ¡Ustedes conspiran contra mí! Nada más me odian sin que yo hiciera algo.
Ofelia: (Con lágrimas en los ojos) Ni que fueras importante para nosotros, además tú seguramente tienes algo que ver con la muerte de Francisco, veo que eres muy amiga de Pablo.
Bianca: (Sorprendiéndose y poniéndose nerviosa) ¡No sé de dónde sacas eso!
Mateo: (Conteniendo su rabia) Será mejor que te largues Bianca, la verdad caes muy mal.
Javier: Sí, lo que tienes es una actitud inmadura.
Héctor: (Acercándose a Bianca) Ya mejor vete de aquí, ¿no ves que nadie te tolera?
Bianca se pone cada vez más nerviosa, y se retira rápidamente. Cuando ya se había retirado, Olivia abraza a Mateo.
Mateo: No entiendo por qué te cae mal Bianca.
Olivia: (Seria) Un día lo sabrás cariño, por ahora no te preocupes por eso, gracias a ustedes por defenderme. Incluyéndote a ti Paola, que le dijes una buena bofeteada.
Paola: (Sonriendo) Es que ya le tenía ganas a esa vieja.
Todos se ríen y de repente ponen una cara triste.
Javier: (Sorprendido) Por cierto, ¿saben dónde está Miguel?
Paola: Ni idea, pero ya toca ir al panteón, vayamos.
Los alumnos observan que ya van sacando el cajón funerario donde está Francisco, entonces se unen a la muchedumbre, mientras Ofelia, en voz baja, comienza a cantar la canción llamada “Amazing Grace”.
Ofelia: Amazing grace, how sweet the sound.
Los chavos observan que Ofelia comienza a cantar, y sonríen con dulzura.
Ofelia: That saved a wretch like me. I once was lost, but now I’am found. Was blind, but now I see.
Media hora más tarde, se encuentran en el panteón Jardines del Tiempo, al frente del ataúd se encuentran los familiares de Francisco, y un poco más atrás, Ofelia con todos sus amigos, ella todavía cantando mientras lleva una rosa roja en la mano.
Ofelia: T’was grace that taught my heart to feel. And grace my fears relieved.
Ofelia se acerca al ataúd y deja la rosa sobre el mismo, mientras sigue cantando.
Ofelia: How precious did that grace appear. The hour I first believed.
Javier también se acerca y coloca una botella de vino vacía.
Ofelia: Throught many dangers toils and snares. I have already come.
Luis también se acerca, y sobre el ataúd deja un pequeño libro de chistes verdes.
Ofelia: T’was grace that brought me save that far. And grace will lead in home.
Poco a poco, todos se van yendo del funeral, incluida la familia de Francisco, al final, se queda Ofelia por unos segundos, hasta que al final se retira.
 
2 Horas Después
EXT. LEÓN CÓSMICO DE LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LEÓN - DÍA

Están Ofelia, Héctor, Javier, Luis y Paola frente al León Cósmico de la universidad, hablando sobre la partida de Francisco.
Ofelia: (Con mirada triste) Él estaba tan feliz de que nos tocara a nuestra generación la cápsula del tiempo, a él le fascinaban las cosas futuristas.
Luis: No te sientas mal Ofelia, puede que en el otro mundo, de manera imaginaria participará.
Ofelia: (Mirando a Luis de manera sonriente) Desde que supo lo de la cápsula del tiempo, él plasmó lo que esperaba en una hoja, y me contó donde la tenía guardada. Obviamente, voy a hacer que su sueño se cumpla.
Paola: Si él viera lo que haces por ti para sobrellevarlo, sería tan feliz.
Ofelia: (Comenzando a llorar) Lo extraño tanto.
Héctor se acerca a Ofelia, la abraza y ella le corresponde el abrazo.
Javier: (Confundido) Por cierto, ¿dónde estará Miguel, no lo he visto ni siquiera en el panteón?
Paola: Qué extraño, seguro le surgió una emergencia.
Luis: Pero ni nos avisó, es raro.
Héctor: Seguro no tarda en llamar, mejor hay que esperar.
Al mismo tiempo en el que ellos hablaban, Pablo entra a la misma fábrica abandonada a la que llegó Javier de manera sorprendente. Después Pablo llena una cubeta de agua, y se dirige a una habitación.
 
INT. APARTAMENTO DE BIANCA - DÍA
Bianca llega a su apartamento algo borracha después de haber ido a un bar, se dirige hacia su ropero y empieza a mover sus cosas, en eso abre una pequeña puerta situada en la pared y saca una caja de madera. Toma la caja y la deja sobre su cama, mientras la observaba, saca del bolsillo de su pantalón de mezclilla la llave y abre la caja. Saca una fotografía donde sale ella con su madre y su padrastro.
Bianca: (Borracha, algo enojada, y hablando sola) Viejo inútil, decrépito, imbécil, desgraciado ¿Cuál otra palabra me serviría para insultarte? ¡Ya recordé! Eres un ¡Caliente hijo de perra, Ups! Son palabras, no frases (pensando un poco), sí que está difícil describir al perro sarnoso (soltando una risa con malicia), lo bueno es que ya no eres un estorbo.
Bianca observa la foto nuevamente, comienza a cortarla por el lado donde se encuentra su padrastro, siendo que solo queden ella y su madre. Después, tritura la parte de la foto donde sale el hombre que tanto odia.
 
INT. SALA DE QUIMIOTERAPIA DEL HOSPITAL REGIONAL DE LEÓN - DÍA

Paola y Javier están llegando al Hospital, precisamente a la sala de quimioterapia.
Javier: (Sonriendo) Gracias por acompañarme hoy a este infierno hermanita.
Paola: (Esbozando una gran sonrisa) Tú también eres mi gran hermano, nunca había conocido a alguien como tú, muy humano por cierto.
Javier: (Poniendo cara de vanidoso) Es porque soy único.
Paola: Cálmate Don Fabuloso.
Ambos se ríen, en ese momento llega el doctor César.
César: (Sonriendo) Me da tanto gusto escucharlo reírse Javier, eso necesita para sobrevivir al cáncer.
Javier: (Sonriendo) Gracias, es que a cada rato me hacen reír mis amigos que ya ni me acuerdo que tengo cáncer.
César: Pues eso es bueno, sirve que también animas a tu madre, por cierto, ¿no vino hoy?
Javier: No, es que iba a venir directamente, de otro lugar, y pues Paola estaba conmigo.
César: Qué bien, este muchacho es fuerte, (dirigiéndose a Paola) deberías de estar orgullosa de él por aguantar un cáncer a temprana edad.
Paola: (Sonriendo) Claro que lo estoy.
César: Por cierto, ¿son novios?
Javier y Paola se incomodan ante la pregunta del doctor.
Javier: (Incómodo) No, solo somos grandes amigos.
César: (Poniendo una mirada pícara) Así empiezan picarones.
Javier y Paola se ríen, después se miran entre ellos, y al final sonríen.
César: Comencemos con el día de hoy.
Javier: (Dejando de sonreír un poco) Gracias. Deja voy a prepararme Paola, te quiero mucho amiga.
Paola: (Asintiendo con la cabeza) Yo también te quiero.
 
Narración Final
Es verdad que,…

Javier va a prepararse para la quimioterapia, en lo que se va, Paola pone una mirada de preocupación.
…si las cosas fueran fáciles.
Ofelia está en su casa observando una foto de ella con Francisco.
Cualquiera las haría.
Después la coloca sobre su pecho y comienza a llorar desconsoladamente.
Y son tan afortunados aquellos,…
Luis está en su Facebook, poniéndose como desconectado para Bianca.
…que deciden realizar aquel paso tan difícil.
Javier se encuentra sentado con Paola durante su quimioterapia, ambos están jugando al dominó mientras charlan alegremente.
Aunque, también hay un límite.
INT. FÁBRICA ABANDONADA - DÍA
Pablo se encuentra en la fábrica abandonada, va entrando a un cuarto en específico.
Pero muchos se niegan a no cruzarlo.
Pablo toma la cubeta con agua que había llenado, y se acerca a una silla en donde está una persona amarrada.
A pesar de las culpas con las que pueden cargar el resto de su vida.
Pablo arroja la cubeta a la persona amarrada, resulta ser Miguel, y éste se sorprende al ver a Pablo frente a sus ojos.
Miguel: (Sorprendido) ¡¿Qué carajos estoy haciendo aquí?!
Pablo: (Sarcásticamente) Pues, estás preguntando “¿Qué carajos estoy haciendo aquí?”. (Riéndose) Pues obviamente… estás amarrado, y tú sabes muy bien por qué lo estás, por algo de hace unos cuantos meses.
Miguel: (Pone cara seria y de sorprendido a la vez) ¿Qué es lo que quieres?
Pablo: (Sonriendo) Lo sabrás a su debido tiempo.
Miguel se sorprende cada vez más al recordar varias cosas, después Pablo se dirige hacia la salida del cuarto.
Miguel: (Gritando muy desesperado) ¡Regresa aquí maldito imbécil! ¡Regresa hijo de perra! ¡Déjame salir de aquí!
Pablo le hace caso omiso a los gritos de Miguel, voltea a verlo con malicia, apaga las luces, sale de la habitación y cierra la puerta con llave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario