sábado, 27 de septiembre de 2014

CAPÍTULO 8 – “EL GOLPE FINAL”



Previamente en Todo a su Tiempo.
Ofelia siente atracción por Héctor.

Paola: Te quiere mucho…
---
Ofelia: Espera, ¿crees que le gusto?
Paola: Puede que sí, y a ti también, la cosa es que no lo admites.
Mateo llegó al hospital.

Luis llega al hospital y se encuentra a Olivia.
Olivia: No sabía a quién más llamar.
Javier mira personas misteriosas.
Javier: …esos hombres que veía hace semanas, tenían los mismos pasamontañas que utilizaron los que vi hace meses…
Martín tiene planes oscuros.
Martín: (En voz baja)… ya los profesores juraron seguir con el plan, pero no han descubierto las verdaderas intenciones.
Y Miguel fue secuestrado.

Pablo arroja la cubeta a la persona amarrada, resulta ser Miguel, y éste se sorprende al ver a Pablo frente a sus ojos.
 
CAPÍTULO 8 – “EL GOLPE FINAL”
INT. FÁBRICA ABANDONADA - DÍA
Era una tormenta para Miguel recordar la conversación con Martín.
Miguel sigue en la oscura habitación, todo deshidratado y nervioso porque no sabe lo que le depara.
Donde le decía una y otra vez que lo iban a torturar.
Miguel, estando débil, trata de desatarse de la silla.
Y donde le decía que al final de usarlo como carnada, lo tirarían como un perro.
De milagro, Miguel logra zafarse de la silla, rápidamente se quita las correas de las manos.
Afortunadamente para Miguel, pudo lograr darse una esperanza de vida.
Después de sentirse más liberado, Miguel desata las correas que tiene atadas en sus pies.
Ahora, lo que quedaba era disimular aquella esperanza.
Cuando se dirige hacia la puerta, Miguel se da cuenta de que se acerca Pablo, entonces se acomoda del lado en que lo taparía la puerta cuando ésta está abierta.
Pablo: (Hablando solo mientras va abriendo la puerta) Sabes, ya estoy deseando que llegue tu día, pero tendré que esperar.
Sí, Miguel estaba a punto de ganar una esperanza de vida.
Pablo abre la puerta, y al entrar se da cuenta de que Miguel no está atado a su silla y se sorprende.
Y estaba recibiendo las armas necesarias para lograrlo cada vez más.
Miguel toma un palo que estaba junto a él, entonces golpea a Pablo en la cabeza, y éste cae inconsciente al suelo.
La tormenta para él terminaba.
Miguel se sale de la habitación, pero al llegar a la supuesta salida se da cuenta de que hay un vigilante, y resulta ser uno de los que trabajan en la universidad.
Y las sorpresas, aún no terminaban para él.
Miguel se toma de valor, y con el mismo palo con el que golpeó a Pablo, golpea al vigilante, entonces logra salirse de la fábrica abandonada, y escapa.
 
Normalmente, cada viernes.
Al terminar la semana de clases, Luis llega a su casa y deja su mochila en un rincón.
Los estudiantes dejan a un lado la escuela.
Después de arrumbar su mochila, saca sus libretas y libros, para dejarlos en un librero.
Se olvidan de las asignaturas.
Ofelia mete su libro de inglés en un cajón y hace un gesto de desagrado.
Pero, hay algo que no olvidan en ningún momento.
Al llegar a su casa, deja su mochila en un rincón, saca su celular y hace una llamada.
A sus compañeros de clase,…
INT. CASA DE JAVIER - DÍA
Javier se encuentra comiendo en su casa, en eso suena su celular y contesta.
…con los que comparten más que un salón.
Javier: ¡¿Bueno?!
Paola: Hola Javi, ¿sigues sin saber algo de Miguel?
Javier: (Un poco desanimado) No sé nada, no se ha reportado, pero sus padres ya reportaron la desaparición con la policía.
Paola: (Desanimada) Siento que es como una maldición.
Javier: ¿Por qué lo dices?
Paola: Por todo lo está pasando, el disparo de Luis, tu cáncer, la muerte de Francisco y ahora la desaparición de Miguel.
Javier: ¿Crees que sea una maldición o que hay alguien detrás de esto? Bueno, el cáncer se omite en este caso pero, ¿de lo demás?
Paola: Sospecho de Pablo, no sé porque me da la impresión… tampoco nos olvidemos del profesor Octavio, que Pablo lo aventó frente a todos.
Javier: Puede que Pablo sea el responsable, para eso tenemos que investigar.
Paola: Lo sé, mañana hay que buscar a Miguel.
Javier: Claro Pao.
Javier y Paola siguen hablando por teléfono celular.
 
INT. FÁBRICA ABANDONADA - NOCHE
Después de haber estado horas inconsciente, Pablo se despierta, frente a él estaba Martín esperando a que se despertara.
Martín: (Furioso) ¡Eres un idiota, lo dejaste escapar!
Pablo: (Asustado) Lo siento, todo pasó tan rápido.
Martín: Si él llega a confesar algo, yo me largo del país con mi familia y tú te quedas a pagar la culpa de todo lo que pasó.
Pablo: No se preocupe, lo encontraré…y lo mataré.
Martín: Más te vale, ¡LÁRGATE A BUSCARLO!
Todo asustado, Pablo se levanta y se dirige a la búsqueda de Miguel. En ese momento Bianca se dirige a casa de Luis, toca a la puerta y él abre.

INT/EXT. CASA DE LUIS - NOCHE
Luis: (Sorprendido) ¿Qué haces aquí?
Bianca: Vine a hablar contigo, quiero entender todo lo que pasó entre nosotros.
Luis: ¿Entender qué?
Bianca: ¿Por qué te portas así conmigo?
Luis: (Enojado) Dime, ¿qué es lo que no entiendes? Acaso, ¿no te das cuenta de que me usaste para divertirte?
Bianca: (Sorprendida) ¡¿De qué carajos hablas?!
Luis: De cómo me seducías, y lo del cine, con tus getas toda la tarde… y al final andabas de coqueta con Pablo.
Bianca: (Enojada) ¡¿Piensas que te ilusioné?! ¡¿Que jugué contigo?! Pues fíjate que estás muy equivocado, yo jamás jugué contigo.
Luis: (Con tono de fastidio) Mira, hablar contigo es como si hablara con una pared, así que mejor lárgate de mi casa.
Bianca: (Furiosa) ¡A mí nadie me habla así!
Luis: Pues te mereces eso y más, ¡LARGO!
Luis le cierra la puerta en la cara, y Bianca se sorprende, ella se retira furiosa del lugar.
 
INT. HOSPITAL GENERAL - NOCHE

Olivia y Mateo están en la habitación del hospital, después de un rato, Mateo despierta.
Olivia: (Sonriendo) Vaya que sí dormiste, ¿cómo te sientes amor?
Mateo: Ya estoy menos adolorido, ya quiero salir de aquí.
Olivia: Ya lo sé, pero no te precipites, todo con calma y saldrá bien.
Mateo: ¿Qué ha pasado con mi padre?
Olivia: Lo encontraron en un bar bebiendo y ya lo tienen detuvieron.
Mateo: (Sorprendido) No quería que esto terminara así. No puedo creerlo.
Olivia: Nadie quería que pasara todo esto, pero tu padre cruzó el límite. Entiendo que es tu padre, pero él debería de pensar en que tú eres su hijo.
Después de pensar un poco, Mateo mira fijamente a los ojos de Olivia.
Mateo: (Sonriendo) Por eso y más te amo
Olivia se acerca a Mateo y se sienta a un lado de él.
Olivia: Yo también te amo, y no te cambiaría por nadie, recuerda, que lo mejor siempre está por venir.
Olivia le sonríe y le da un beso a Mateo, después se recuesta sobre su pecho. Ambos comienzan a llorar.
 
EXT. PARQUE HIDALGO - NOCHE

Ofelia y Héctor están caminando en el parque, admirando la luz de la luna.
Ofelia: (Sonriendo) Como amo los viernes, siento una gran tranquilidad.
Héctor: (Sonriendo) Y las estrellas son tan notorias para nosotros, y la luna nos ilumina con su resplandor.
Ofelia: Ya salimos muy cursis, ¿no crees?
Héctor y Ofelia sueltan una leve risa.
Héctor: Sí, muy cursis, pero así pasa cuando uno se enamora.
Héctor y Ofelia se sientan en una banca del parque, ella sorprendida por lo que dijo él.
Ofelia: (Sorprendida) ¿Estás enamorado?
Héctor: (Sonriendo) Sí, y de una chava tan maravillosa.
Ofelia: (Curiosa) ¿Y se puede saber de quién se trata?
Héctor: Claro, y tú más que nadie debe saberlo.
Ofelia: ¿Quién es?
Héctor se acerca a Ofelia, con sus manos toma sus mejillas, acerca sus labios a los de ella, y junta ambos, terminando todo en un tierno beso.
Ofelia: (Sorprendida) ¿Y ese beso?
Héctor: Eres tú esa chava tan maravillosa.
Ofelia se queda muy sorprendida, sin saber qué responder.
Ofelia: ¿Yo? ¿Tú enamorado de mí?
Héctor: Sí, no quiero que nuestra amistad se arruine por…
Ofelia sonríe y le roba un beso a Héctor, después lo abraza.
Ofelia: Te amo Héctor, te amo.
Héctor: (Sonriendo) ¿Quieres ser mi novia?
Ofelia: Claro que sí, te acabo de decir que te amo imbécil.
Ambos se ríen y después se besan, Héctor deja caer una lágrima de su ojo derecho.
INT. CASA DE VÍCTOR - NOCHE
El profesor Víctor está en su habitación, caminando de un lado para otro, en ese momento toma su celular y llama al profesor Armando.
Armando: ¡¿Bueno?!
Víctor: Hola compadre, no puedo dormir.
Armando: ¿Qué pasa?
Víctor: Pues ando pensando en que el Rector anda timándonos           .
Armando: (Sorprendido) ¿Por qué dices eso?
Víctor: No sé, a Javier lo veo muy joven para ese tipo de cosas, hay que vigilar mejor al rector.
Armando: Mira, tú trata de dormir, mañana nos reunimos tú, los demás profesores y yo.
Víctor: Está bien, siento que estamos haciendo algo malo en contra de ese muchacho.
Armando: No te preocupes, tú ve a dormir compadre.
Víctor: Buenas noches, nos vemos mañana pues.
Armando: Claro, nos vemos mañana.
Ambos cuelgan y Víctor se dirige a la cama para tratar de dormir.
 
EXT. PARQUE HIDALGO - DÍA

Al día siguiente, se encuentran Javier, Paola, Luis, Héctor y Ofelia en el parque, para hablar sobre Miguel.
Luis: Sigo sin entender cómo es que Miguel desapareció así nada más.
Paola: Pues hay que buscarlo en donde más se frecuentaba, qué tal si no quiso ir.
Ofelia: Yo opino lo mismo, hay que dividirnos para que sea más rápida la búsqueda.
Héctor: (Soltando una leve risa) Miren qué curioso, parecemos la pandilla de Scooby Doo, yo soy Shaggy.
Paola: (Soltando una leve risa) Yo soy Dafne y Javier es Fred.
Ofelia: (Mirando a Luis) Y yo Vilma.
Luis: (Mirando con los ojos entrecerrados a todos) Y yo Scooby Doo verdad.
Javier: ¿No creen que sea el destino? Porque los de la pandilla son cinco, y no siete.
Paola: (Dejando de sonreír) Eso se escuchó cruel.
Javier: Ya lo sé, sólo estoy siendo realista, bueno, hay que dividirnos.
Luis: Yo con Héctor. Shaggy se va con Scooby.
Ofelia: Yo también con Héctor
Paola: Javier y yo buscamos por otro lado, nos vemos en cuatro horas aquí.
Ofelia: Claro, vayamos.
Los cinco comienzan su búsqueda.
 
INT. CAFETERÍA DE LA CIUDAD - DÍA
En una cafetería se encuentran los siete profesores, Víctor, Armando, Cecilia, Elizabeth, Óscar, Eugenia y Carlos.
Armando: Bueno, los mandé llamar porque Víctor sospecha que Martín nos anda tomando el pelo, y que Javier no podría ser capaz de hacer algo tan grande.
Elizabeth: ¿Por qué lo dices?
Víctor: El profesor Martín siempre parece el malo, mientras que Javier no.
Carlos: No hay que dejarnos llevar por las apariencias.
Eugenia: Javier se ve que es muy buena persona, creo que si tienen razón, puede que Martín sea el traficante de drogas… Y el que causó esa explosión.
Óscar: Puede que tengas razón, porque hasta la muerte de Francisco es muy sospechosa.
Cecilia: Es cierto, ¿no les parece raro que en la cámara no se grabara si un supuesto asesino entró?
Elizabeth: Es cierto, además Martín es la mayor autoridad dentro de la universidad.
Armando: Puede que los guardias sean sus aliados o algo parecido.
Víctor: Pues dado a todas nuestras sospechas, tenemos que vigilar a Martín, y por si acaso, a Javier.
Cecilia: Claro que lo haremos. Lo tendremos bien vigilado.
Todos se quedan callados, y cada uno sigue tomando su café.
 
EXT. CIUDAD DE LEÓN - DÍA

Cuando van caminando Ofelia, Héctor y Luis, Luis se percata de que Héctor abraza a Ofelia, y después la besa.
Luis: (Sorprendido) ¿Qué onda con ustedes?
Héctor: ¿Por qué lo dices?
Luis: ¿Ya se declararon o qué onda?
Ofelia: Claro, ayer, este tipejo que ves aquí, se me declaró.
Héctor: (Sonriendo estúpidamente) Y bajo la luz de la luna.
Luis: Mira que romántico, pues ya les veía como parejita, ahora sólo faltan Javier y Paola.
Ofelia: (Sorprendida) ¿A poco tú también?
Luis: (Confundido) ¿Yo también qué?
Ofelia: Pues que piensas que harían bonita pareja ese par de tórtolos.
Luis: (Soltando una leve risa) Claro, se llevan muy bien, ya hasta parecen novios.
Héctor: Ya deberían de serlo.
Luis: Así como ustedes, bueno, ya son.
Los tres se ríen un poco, entonces continúan su búsqueda.
 
EXT. CIUDAD DE LEÓN - DÍA

Javier y Paola están cerca de una tienda.
Javier: Deja voy a comprar un agua ¿Gustas algo?
Paola: También un agua por favor, toma dinero.
Paola le da el dinero a Javier, éste se niega, pero ella pone una expresión de furia, y él se asusta, entonces acepta. Ella sonríe.
Javier: Claro, deja voy.
Javier va entrando a la tienda, en eso se percata de que a lo lejos, se encontraba mirando el mismo hombre con pasamontañas, Javier trata de controlarse, entra, compra las botellas de agua, e inmediatamente sale.
Paola: ¿Por qué estás muy pálido?
Javier: (En voz baja) Ahí está el hombre con pasamontañas, toma las aguas, deja voy.
Javier le deja las botellas a Paola, se da media vuelta y se va corriendo tras el hombre, la persona misteriosa se sorprende y comienza a correr, Javier no lo alcanza y se desilusiona. Y como las veces anteriores, Javier se desmaya y cae al suelo; Paola llega con él.
Paola: (Asustada) ¡Javi! ¡Despierta Javi!
 
INT. CASA DE JAVIER - NOCHE
En la noche, se encuentra Javier recostado en su cama, despierta y ahí se encontraban sus cuatro sus amigos.
Javier: ¿Qué me pasó?
Luis: Te desmayaste, otra vez.
Héctor: Paola no nos quiere contar como está eso de tu desmayo.
Paola: No quería decir nada, tú sabes muy bien por qué.
Ofelia: Cuéntanos Javi, estamos en confianza.
Javier: (Sentándose en la cama) Está bien, pues hace meses, yo tenía dos caminos para ir a la escuela…
Quince minutos después, los amigos de Javier, a excepción de Paola, se encuentran muy sorprendidos.
Luis: Yo pienso que Pablo tiene algo que ver en todo eso, siempre pone la mirada en nosotros,
Ofelia: Yo pienso lo mismo, están pasando cosas rarísimas.
Héctor: Hay que vigilar a Pablo cada paso que haga.
Javier: Hay que tener mucho cuidado, puede que todo esto haya sido la causa de la muerte de Francisco, del profesor Octavio, y de la desaparición de Miguel.
Paola: Hay que buscar en las grabaciones del edificio, puede que ahí encontremos algo.
Los cinco se quedan callados. Llega el lunes, y los cinco amigos se encuentran junto con Mateo y Olivia.

INT. AULA DEL MT-104 - DÍA
Ofelia: ¿Cómo sigues payaso?
Mateo: Ya muchísimo mejor, gracias por preguntar, gracias a todos ustedes, yo y Olivia no nos atrasamos en la escuela.
Javier: La idea es ayudar a los amigos.
Olivia: Por cierto, ¿ya encontraron a Miguel?
Héctor: Desafortunadamente no, sigue desaparecido.
Luis: Para nada que llega el profe, ya me estoy desesperando.
Paola: Miren lo positivo, si no viene, nos vamos temprano.
Luis: Bueno, eso sí. Pero, si llega tarde, nos deja salir tarde.
En ese momento llega Juan, uno de los integrantes del grupo MT-104.
Juan: ¡Oigan chavos! El profe Carlos no vendrá, ya nos podemos ir.
Paola: (Emocionada) Gracias Juan.
Juan: De nada.
Olivia: Bueno, yo me voy a mi salón, qué suerte tienen.
Mateo: Yo la esperaré, nos vemos amigos.
Javier: Nos vemos loco.
Paola: Nos vemos.
INT. BASE DE CAMIONES DELTA - DÍA
Después de un rato, Ofelia y Héctor ya se habían adelantado, así que estaba en la fila del camión de la 73, del andén 3 de la base de camiones, y justo en ese momento iban bajando Paola, Javier y Luis del camión que llegaba de la Universidad, que era en el andén 1; al mismo tiempo, se baja Bianca de otro camión que venía en conjunto.
Luis: (Sorprendido) Ahí viene Bianca, vámonos más rápido.
Se intentan adelantar Javier, Paola y Luis, y justo por el túnel que une los andenes, venía Miguel, y se dirige hacia sus amigos.
Bianca: (Alcanzando a Luis) ¡Luis, a mí no me hagas esto!
Luis se detiene y se da media vuelta.
Luis: (Enojado) ¡Ya déjame en paz Bianca!
Luis se va más rápido, Bianca trata de alcanzarlo, pero Javier va hacia él para tranquilizarlo, Paola va al paso de Bianca.
Paola: ¡Ya déjalo en paz!
En ese momento, iba saliendo el camión de la 73, donde iban Héctor y Ofelia muy callados y abrazados, el camión va hacia el camino que está entre el andén 1 y el 2. Ofelia se percata de que el chofer se encuentra muy nervioso.
Ofelia: Cariño, el chofer está muy raro.
Héctor: ¿Se está convulsionando o qué?
En ese momento el chofer comienza a perder el control y comienza a manejar desesperadamente, cuando Miguel va llegando con Javier y Luis, que iban más adelantados, los tres se detienen al sorprenderse por el reencuentro, también Paola y Bianca, que estaban más atrás; en ese momento el camión de la 73 se sube al andén número uno, y el camión atropella a varias personas, incluidos Miguel, Javier y Luis.
Paola: (Sorprendida y asustada) ¡Dios Mío! ¡Javier! ¡Luis! ¡Miguel!
El chofer, muy asustado, se sale del andén y trata de escapar, pero para el autobús, se baja rápidamente de él y comienza a huir, Héctor y Ofelia se bajan rápidamente.
Ofelia: (Asustada y llorando) Vi que el camión dio con Miguel, ¡VI A MIGUEL!
Héctor: (Con lágrimas en los ojos) Vayamos a ver.
Ofelia y Héctor se dirigen al lugar del accidente.
 
Narración Final
Sí, los estudiantes no son capaces de olvidar a sus compañeros de clase.
Paola se acerca a donde están sus tres amigos. Ella se encuentra desesperada porque desconoce el estado de cada uno.
Y menos, cuando se trata de compañeros,…

Ofelia y Héctor llegan al lugar del accidente, y se sorprenden al ver lo sucedido.
…que han llegado a ser nuestros grandes amigos.
Paola se acerca cada vez más, y se encuentra con un cuerpo.
Y las tragedias,…
Bianca se queda mirando muy sorprendida todo el desastre.
…pueden hacer que jamás los olvidemos.
Paola comienza a respirar muy fuerte, y después suelta un gran grito al ver el cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario