domingo, 12 de octubre de 2014

CAPÍTULO 13 – “AQUÍ TIENES UN AMIGO”



Previamente en Todo a su Tiempo.
Paola tiene sentimientos hacia Javier.
Ofelia: Por favor, te estás enamorando de él, también nos damos cuenta de eso.
Paola: (Sonríe y comienza a llorar) Tienes razón, pero no sé si él está enamorado de mí.
Javier ha tenido problemas en su familia.
Javier: Yo tengo cáncer, y mi padre nunca me quiso como un hijo…
Bianca esconde cosas en su apartamento.
Martha busca entre las pertenencias de Bianca, para ser precisos, en su ropero. Y encuentra un arma, dinero y ropa llena de sangre.
Mientras Luis y Saory tenían su noche de pasión,…
Luis y Saory están sentados en el sillón, cobijados y acurrucados.
…la madre de Bianca fue asesinada,…
El hombre la estrangula más, Martha agoniza desesperadamente, hasta que en un momento, cae muerta, después el hombre sale del apartamento.
…por el padrastro de Bianca.
Después de que enterraran a Martha, el hombre se acerca lentamente a la tumba de Martha, se hinca frente a la lápida.
Federico: Qué pena que hayas muerto por mi culpa, pero sabemos que no te gustaría ver como mato y violo a tu pequeña hija…
CAPÍTULO 13 – “AQUÍ TIENES UN AMIGO”
Bianca sabía que su pesadilla no había terminado.
Bianca se encuentra en la habitación del Hospital, después de pensarlo un poco, decide levantarse.
Sabía que tenía que actuar.
Bianca sale de la habitación, y toma rumbo a los pasillos.
Responder a las amenazas del enemigo.
Bianca va llegando a la recepción, pero antes comienza a recordar algo de su pasado.
Hace 8 Años
Bianca se encuentra en su habitación durmiendo, en eso entra su padrastro Federico, y comienza a acariciarle las piernas, ella se encuentra muy asustada.
Presente
Del enemigo que había convertido su vida en un desastre.
Hace 4 Años
Bianca se encuentra sentada en su cama, semidesnuda con una mirada llena de melancolía, en eso entra su padrastro preparado.
Presente
Bianca llega con la enfermera en recepción, se encontraba algo pálida.
Enfermera: (Sorprendida) ¡Muchacha! ¿Qué hace levantada?
Bianca: (Preocupada y comenzando a llorar) Por favor, necesito ir a la policía.
Enfermera: No se altere, ahora mismo le llamamos a la policía.
Bianca: ¡No! Quiero ir yo con la policía.
Enfermera: Pues necesita que la den de alta, así no podrá ir.
En eso Bianca asiente con la cabeza, después se desmaya.
1 Hora Después
Bianca despierta después de un sueño profundo, y se sorprende al ver a Federico sentado en el sofá.
Sí, Bianca sabía que tenía que actuar.
Federico se levanta del sofá.
Federico: (Sonriendo con malicia) ¡Qué gusto volverte a ver querida hijastra!
Bianca no le responde absolutamente nada, se queda en shock.
Y precisamente, éste era el momento.
  
Los sueños es el lugar donde refugiamos nuestros deseos.
Javier se encuentra en su casa, durmiendo, aprovechando que era domingo, en ese momento comienza a soñar.
Nuestras emociones.
Javier se encuentra en una gran mesa redonda en el interior de un bosque, en eso poco a poco van apareciendo sus amigos.
Aquellas personas que queremos con todo nuestro ser.
En eso aparece Paola, se sienta, le toma una mano a Javier, al lado de ella aparece Luis, después Saory, Ofelia y Héctor, ambos formaban en la mesa un círculo agarrados de la mano.
Personas que nos han demostrado que la amistad es una necesidad humana básica.
Los seis comienzan a hablar.
Luis: Así me encantaría que nos viéramos cuando estemos ancianos
Saory: Será genial, a pesar de conocerlos poco, ya son amigos para mí.
Ofelia: Y tú para nosotros Saory.
Héctor: Ya en un mes estaremos depositando nuestras cartas en la cápsula del tiempo.
Paola: Hay que pensar bien en qué pondremos ahí, quiero que en cincuenta años estemos todos juntos ahí, viendo a los nuevos alumnos recibiendo esas cartas.
Javier: Gracias amigos, por todo esto, les agradezco tanto.
Todos le responden con una sonrisa, después comienzan a desvanecerse, Javier deja de soñar y se despierta, su madre lo llama para almorzar, él se viste y va en camino, llega al comedor.
INT. CASA DE JAVIER - DÍA
Isabela: (Algo preocupada) Hijo, tengo algo que preguntarte.
Javier: ¿Qué cosa mamá?
Isabela: ¿Extrañas a tu padre?
Javier se queda pensativo, lo cual hizo que su madre se sintiera desanimada.
Javier: No lo sé madre, pero de vivir con él, de estar con él, la verdad no, soy feliz aquí contigo, con mis amigos, mis estudios. La verdad, no pido nada más.
Isabela: ¿Una novia?
Javier: (Sonrojándose un poco) Puede que sí, pero creo que para eso no falta mucho.
Isabela: (Sonriéndole a su hijo) Esperemos que no, porque quiero ver que puedes ser feliz en un futuro, eres mi único hijo, y lo que más me importa en este mundo.
Isabela comienza a llorar, lo que hace que Javier también llore, él se dirige a su madre y le da un tierno abrazo.
Javier: Te quiero, mamá.
Isabela: Yo también, hijo.
Ambos se dejan de abrazar, siguen comiendo tranquilamente y muy felices.
INT. HOSPITAL GENERAL DE LEÓN - DÍA
Bianca se encuentra muy callada en su habitación del hospital al igual que Federico, pero por un momento, Bianca rompe el silencio.
Bianca: ¿Por qué no me dejas en paz?
Federico: No sé, pero eres como una obsesión para mí, me atraes desde que eras una niña.
Bianca pone una mirada llena de terror.
Bianca: (Con tono de odio) ¡Eres un cerdo!
Federico: (Riéndose un poco) Puede que sí, pero ni modo, así es mi naturaleza, ¿sabes qué es lo peor para ti?, que me ofrecí cuidarte las veinticuatro horas del día durante tu estancia en el hospital.
Bianca: (Aterrada) Te odio, ojalá en realidad te hayas muerto ese día.
Federico: Ah sí, también recuerdo ese día, fue muy memorable… la verdad me gustaría repetirlo
Bianca: (Comenzando a llorar) ¡Ya cállate!
Federico le cumple el deseo a Bianca y se queda callado, al igual que Bianca.
INT. PREVENCIÓN - DÍA
El detective Bernardo se encuentra en su escritorio, analizando las pistas de la muerte de Martha, en eso llega el detective Joel.
Joel: ¿Qué crees compañero?
Bernardo: ¿Qué creo?
Joel: Pues que uno de los compañeros de Bianca, de la universidad, la odia mucho, según la declaración de uno de sus compañeros.
Bernardo: Interesante, ¿quién comienza con las preguntas?
Joel: (Sonriendo maliciosamente) Yo lo haré, vayamos.
Los dos se dirigen hacia la casa de Luis.
INT. CASA DE OFELIA - DÍA
Ofelia se encuentra en la sala de su casa, sentada en un sillón, en eso llegan sus padres, ambos la miran como si estuviera triste, así que deciden acercarse a ella.
Gloria: Hija, ¿qué tienes?
Roberto: Te vemos, como muy distante.
Ofelia: Sólo estoy pensando en cómo cambia la vida de las personas, de un día para otro.
Gloria: Tranquila hija, pero, ¿a qué viene todo ese pensamiento?
Ofelia: Pues ya ven, la muerte de Paco, lo que les pasó a mis amigos, y ahora lo que le pasó a Bianca.
Roberto: ¿Bianca?
Ofelia: (Con mirada triste) Es una compañera que nos caía mal, pero mataron a su madre, y ahora creo que sospechan de ella. Eso me pone triste porque todo esto me recuerda a mi hermano.
Gloria: (Poniendo una mirada llena de remordimiento) Hija, recuerda que vamos a superar lo que pasó.
Roberto: (Sintiéndose culpable) Además, tu hermano, aprendió muchas cosas de la vida.
Ofelia: (Comenzando a llorar) Si no lo hubieran culpado injustamente, no lo hubieran matado en la cárcel… Y pues, ¿qué disfrutó de su vida?
Gloria: (Poniéndose firme) Hija, por favor, no tenemos que hablar de eso.
Ofelia: ¿No? Ustedes no lo quisieron ayudar, sólo porque dejó embarazada a su novia.
Roberto: ¿Cómo lo sabes?
Ofelia: No soy tonta, también sé que le dieron dinero a ella para que abortar. La verdad no sé qué pensar de ustedes. Ustedes se cegaron por sus creencias.
Ofelia se levanta, se dirige a su habitación, dejando a sus padres callados y llenos de culpa.
INT. HOSPITAL GENERAL DE LEÓN - DÍA
Bianca se levanta lentamente de su camilla, aprovechando que Federico estaba dormido, trata de no hacer ruido, abre la puerta y va caminando rápidamente por los pasillos, llega a la recepción.
Enfermera: (Sorprendida) ¿Otra vez?
Bianca: (Asustada) ¡Llame a la policía! ¡Hay un delincuente en mi habitación!
Enfermera: Está bien, pero regrese a su habitación.
La enfermera pone una mirada malévola, Bianca se da cuenta y va hacia su habitación, pero antes se detiene, se agacha, y gatea hacia la entrada del elevador para que la enfermera no la viera, presiona el botón del elevador. Federico se da cuenta de que Bianca ya no estaba, así que sale de la habitación, se percata de que ella se sube al elevador, se dirige hacia ella, pero no la alcanza, así que va hacia las escaleras hasta el primer piso, pero Bianca de manera astuta, se fue hasta por debajo, donde está el estacionamiento, ella sale rápidamente de ahí, toma su teléfono celular y marca rápidamente, en eso le contesta Ofelia.
Ofelia: Bianca, ¿qué pasa?
Bianca: (Asustada y nerviosa) Ayúdame, mi padrastro anda tras de mí en el hospital.
Ofelia: (Sorprendida) Tranquila, todo con calma, ¿en qué parte te encuentras?
Bianca: En el estacionamiento, hasta por debajo.
Ofelia: No te preocupes, me encargaré de eso, ¿quieres que llame a la policía?
Bianca: No, no lo hagas.
Ofelia: Está bien, llego rápidamente.
Las dos cuelgan, Bianca se queda escondida tras un automóvil, en eso escucha que Federico baja al estacionamiento.
Federico: ¿Dónde estás zorrita?
Federico se va acercando cada vez más a donde se encuentra Bianca, pero Bianca decide gatear rápidamente detrás de los coches, evitando que Federico la vea, Bianca llega hasta el final del estacionamiento, Federico camina hacia allá, está a punto de llegar, pero se acerca un guardia, que le llamó la atención ver muy cauteloso a Federico.
Guardia: ¿Se le ofrece algo señor?
Federico: (Algo asustado) No, gracias, estaba buscando a mi perro, pero parece que se salió de aquí.
Guardia: ¿Por qué trae un perro al hospital?
Federico: Yo no ando en el Hospital, ando en el estacionamiento. Pero no importa, lo busco afuera, Gracias.
El guardia no le responde, Federico se sale inmediatamente del estacionamiento, Bianca se siente más aliviada, entonces se dirige hacia la salida, evitando alcanzar a su padrastro, en eso alguien la toma del hombro por detrás, se asusta y grita.
Ofelia: (Sorprendida) Tranquila Bianca, soy yo.
Bianca: (Sintiéndose aliviada) ¡Ay Dios! Gracias que llegaste, mi padrastro está vivo.
Ofelia: Tranquila, ¿por qué le temes a tu padrastro?
Bianca: (Con mirada de nervios) Es algo, de lo que me avergüenza contar… es algo horrible.
Ofelia: Vayamos a casa de Héctor, y allá hablamos, ¿no hay problema con eso?
Bianca comienza a llorar y niega con la cabeza a Ofelia, las dos se dirigen a casa de Héctor.
EXT. CASA DE LUIS - DÍA
Joel y Bernardo se encuentran en su coche patrulla, esperando la salida de Luis, llevaban mucho tiempo esperando, hasta que llegó el momento; Luis se sale de su casa, en eso se acercan los detectives a él.
Joel: Buenas tardes, ¿es usted Luis?
Luis: (Algo confundido) Sí, el mismo.
Bernardo: Venimos, porque le queremos hacer unas preguntas.
Luis: ¿Sí? ¿Sobre qué?
Joel: ¿Nos acompañarías a Prevención?
Luis: Lo siento, pero tengo mucha prisa, ¿podrá ser otro día?
Bernardo: Bueno, no hay problema.
Luis: ¿De qué me querían preguntar?
Joel: Sobre el homicidio de la señora Martha.
Luis: (Extrañado) ¿Yo qué tengo que ver con eso?
Bernardo: Mejor las preguntas déjanoslas a nosotros, nos vemos chavo.
Luis no le responde, se queda preocupado y pensativo, ambos detectives van de regreso a Prevención.
INT. CASA DE HÉCTOR - DÍA
Ofelia llega a casa de Héctor, junto con Bianca, Héctor se sorprende al ver a Bianca con la vestimenta del Hospital.
Héctor: (Sorprendido) ¿Qué pasó?
Ofelia: Adentro te explicamos.
Héctor: Está bien, pasen.
Ofelia y Bianca entran a la casa de Héctor, los tres se dirigen a la sala.
Héctor: ¿Qué fue lo que pasó?
Bianca: (Aun encontrándose nerviosa) Mi padrastro está vivo, le tengo mucho miedo.
Ofelia: Bianca, ¿qué fue lo que te hizo?
Bianca: (Mirando a los ojos de Ofelia con miedo) Cuando yo era una niña, él abusaba de mí, todas las noches, hasta que llegué a ser adolescente.
Héctor: (Muy sorprendido) ¡Pero qué…!
Bianca: (Comenzando a llorar) Y, pues un día, ocurrió algo horrible, cuando dejé mi casa para vivir independientemente, tres meses después…
7 Meses Antes
Bianca se encuentra en su apartamento, en eso tocan a la puerta, abre y era su padrastro.
Bianca: (Asustada y sorprendida) ¡¿Pero qué demonios haces aquí?!
Federico: Vine a visitarte, te extraño mucho mi princesita.
Federico se acerca a ella, pero Bianca lo avienta.
Bianca: (Furiosa) ¡Aléjate de mí, animal!
Federico intenta acercarse de nuevo a ella, pero Bianca toma un candelabro y golpea a Federico en la cabeza, éste cae inconsciente al suelo.
Bianca: (Asustada) ¡¿Qué demonios hice?!
Bianca, desesperadamente, saca las pertenencias de Federico, que era mucho dinero y un arma, en eso accidentalmente toca la herida de su padrastro, se desespera y se limpia en su blusa blanca, lo que provoca que se llene de sangre, después comienza a llorar.
Presente
Ofelia: (Sorprendida) ¿Después que hiciste?
Bianca: (Con lágrimas en los ojos) Lo llevé en la madrugada a un callejón, ni siquiera me detuve a fijarme si estaba vivo. Todo lo que saqué de su saco y su pantalón lo tengo guardado en mi apartamento porque en otro lado lo podían encontrar, ahora resulta que está vivo.
Héctor: ¿Crees que él haya matado a tu madre?
Bianca: (Llorando) ¡Ay No! Odio mi vida.
Héctor y Ofelia ya no le preguntan nada a Bianca, y deciden consolarla con un abrazo.
INT. CAFETERÍA - DÍA
Paola y Saory se encuentran en la misma cafetería de siempre, ya les habían entregado su pedido, las dos comienzan a platicar.
Paola: ¿Y puedo saber para qué me citaste?
Saory: Es un favor que le hago a Luis, pero también a ti y a Javier.
Paola: (Sonrojándose) ¿Qué tipo de favor?
Saory: Pues, de que se nota que te gusta Javier, no sólo que te gusta, que lo quieres, y que también estás enamorada de él.
Paola: (Sonriendo) ¿Se me nota?
Saory: Claro, y creo que ya deberías de hablar con él.
Paola: No sé si hacerlo, por ahora quiero que todos los problemas se solucionen… y tal vez ya así, le diga mis sentimientos.
Saory: ¿O de seguro estás esperando a que él te lo diga?
Paola: Puede que sí, pero éste no es el mejor momento.
Saory: Bueno, te doy la razón, pero prométeme que no dejarás atrás lo que tanto quieres.
Paola: Te lo prometo.
Saory: Eso está muy bien.
Paola: Gracias por esto, y por tu amistad.
Saory: Más bien, yo les doy gracias a ustedes por aceptarme como su amiga.
Paola: Bueno, la amistad es hermosa, todos son bienvenidos.
Saory: Sí, bastante hermosa.
Las dos comienzan a disfrutar su café, pero en eso suena el celular de Paola.
Paola: Permíteme un minuto.
Saory: Claro, no hay problema.
Paola contesta su celular, era Javier, le dice algo que deja sorprendida a Paola, después Paola cuelga.
Saory: (Con curiosidad) ¿Viste un fantasma? ¿Qué pasó?
Paola: Javier nos quiere en la casa de Héctor, a las dos, también citó a Luis.
Saory: ¿A Ofelia no?
Paola: Ofelia está en casa de Héctor, junto con Bianca.
Saory: Vayamos pues para no hacerlos esperar… (Dirigiéndose a un mesero) Me da la cuenta, por favor.
Mesero: Claro.
Se esperan a que llegue el mesero con la cuenta, mientras Federico se encuentra en su casa abandonaba, en ruinas y en muy mal estado.
Federico: (Furioso) ¡Maldita Perra! Juro que cuando te vea, te degollaré. Pero antes te haré sufrir, no dejaré que alguien más te toque ¡Tú eres mía maldita zorra!
Federico se queda callado, pero aún muy furioso por dentro, se sienta en una silla, se sirve un poco de tequila en una copa y se lo toma inmediatamente.
INT. CASA DE HÉCTOR - DÍA
Pasado un rato, se encuentran los seis amigos en casa de Héctor.
Paola: (Tratando de animar a Bianca) No te preocupes Bianca, nosotros te ayudaremos con ese hombre.
Bianca: (Casi llorando) Gracias, lo único que quiero es que esta pesadilla termine.
Luis: Y terminará, nosotros te apoyaremos.
Saory: Totalmente, tienes nuestro apoyo.
Ofelia: Yo ya te dije que no importa lo que tenga que hacer, pero no voy a dejar que ese hombre quede impune.
Héctor: Ahora, estás junto con nosotros.
Javier: Ahora, sí quieres, te puedes juntar con nosotros para todo.
Bianca: Gracias a todos ustedes. Pero Javier, tendré que rechazar esa oferta, cuando esto acabe, me iré muy lejos de esta ciudad, porque me trae muchos recuerdos, pero malos recuerdos.
Javier: Está bien, respetamos tu decisión, pero no olvides, que aquí tienes amigos que te apoyarán.
Bianca: (Sonriendo) Gracias, en verdad muchas gracias.
Narración Final
La amistad es algo muy importante en la vida de un ser humano.
Todos se acercan a Bianca para consolarla.
Además de que es una necesidad humana básica.
Se quedan los seis para conversar, y se distribuyen para disfrutar el resto del domingo, Bianca se queda con Ofelia platicando en el comedor.
Es la que nos da una razón para vivir y convivir.
Javier se queda platicando con Luis junto a las escaleras.
Hay amistades que están creadas para permanecer hasta el último momento.
Saory y Paola se quedan platicando junto a la ventana.
Porque se funden en la confianza y en el respeto.
Héctor les lleva un vaso con agua fresca a Bianca y a Ofelia.
Pero, ¿qué pasa con esas amistades que traen consigo traiciones y problemas?
En la cárcel, Pablo se encuentra caminando en los pasillos.
Pues, la amistad llega a su fin.
Llega a la sala de visitas, y se sorprende al ver a la persona que lo visita.
Y a causa de esto, alguien toma rencor en su corazón, y deseos de venganza.

Se sienta en la silla, y después al otro lado se encuentra Aurora, con una mirada de deseo hacia Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario